Libros de poemas

 
Ahora, además, te recomendamos un libro poético de cuentos.

Libro: Otras Palabras
Autor: Rafael R. Valcárcel
Diseño: Leire Mayendía
Premio: Iberoletras
28 historias cortas
Edición impresa: Amargord


Descárgate el libro en PDF

Comprar el libro impreso



Entrevista al autor
por Carmen Romero
Complementando la obra del autor,
te invitamos a disfrutar un
poemario reconfortante.
Haz clic en la imagen para leerlo.

 

Libros de poemas breves

 

En inscripciones jeroglíficas egipcias que datan del 2600 antes de Cristo, se han encontrado una clase de poesía que nos resulta cercana. La canción. Pese a que no se ha rescatado la música, se conservan las letras, que abarcan géneros variados como himnos, odas, lamentos y elegías. Muchas de ellas son de carácter religioso, causa que no sólo nos acercar a la poesía de otros pueblos antiguos (entre los que están los judíos, hititas, sumerios, entre otros), sino que nos permite elaborar la siguiente hipótesis: el origen de la poesía se encuentra en la expresión grupal, muy probablemente vinculada a la danza con fines religiosos. Por tanto, el ritmo de la danza puede marcarse, además de con palmas, sonidos vocálicos rítmicos o pasos, con palabras cantadas... con poemas breves.

Libros de poemas breves

César Vallejo - absoluta

Color de ropa antigua. Un julio a sombra,
y un agosto recién segado. Y una
mano de agua que injertó en el pino
resinoso de un tedio malas frutas.

Ahora que has anclado, oscura ropa,
tornas rociada de un suntuoso olor
a tiempo, a abreviación… Y he cantado
el proclive festín que se volcó.

Mas ¿no puedes, Señor, contra la muerte,
contra el límite, contra lo que acaba?
¡Ay, la llaga en color de ropa antigua,
cómo se entreabre y huele a miel quemada!

¡Oh unidad excelsa! ¡Oh lo que es uno
por todos!
¡Amor contra el espacio y contra el tiempo!
Un latido único de corazón;
un solo ritmo: ¡Dios!

Y al encogerse de hombros los linderos
en un bronco desdén irreductible,
hay un riego de sierpes
en la doncella plenitud del 1.
¡Una arruga, una sombra!


Libros de poemas breves

Amado Nervo - éxtasis

Cada rosa gentil ayer nacida,
cada aurora que apunta entre sonrojos,
dejan mi alma en el éxtasis sumida...
¡Nunca se cansan de mirar mis ojos
el perpetuo milagro de la vida!

Años ha que contemplo las estrellas
en las diáfanas noches españolas
y las encuentro cada vez mas bellas.
Años ha que en el mar, conmigo a solas,
de las olas escucho las querellas,
y aun me pasma el prodigio de las olas!

Cada vez hallo la Naturaleza
más sobrenatural, más pura y santa,
Para mí, en rededor, todo es belleza;
y con la misma plenitud me encanta
la boca de la madre cuando reza
que la boca del niño cuando canta.

Quiero ser inmortal, con sed intensa,
porque es maravilloso el panorama
con que nos brinda la creación inmensa;
porque cada lucero me reclama,
diciéndome, al brillar: «Aquí se piensa,
también aquí se lucha, aquí se ama».

 

Libros de poemas breves

Pablo Neruda - Poema 15

Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.

Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía.

Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
déjame que me calle con el silencio tuyo.

Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.

Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

 

Libros de poemas breves

Amado Nervo - en panne

Atiborrado de filosofía,
por culpa del afán que me devora,
yo, que ya me sabía
dos gramos del vivir, nada sé ahora.

De tanto preguntar
el camino a los sabios que pasaban,
me quedé sin llegar,
mientras tantos imbéciles llegaban...

 

Libros de poemas breves

Federico García Lorca - llagas de amor

Esta luz, este fuego que devora.
Este paisaje gris que me rodea.
Este dolor por una sola idea.
Esta angustia de cielo, mundo y hora.

Este llanto de sangre que decora
lira sin pulso ya, lúbrica tea.
Este peso del mar que me golpea.
Este alacrán que por mi pecho mora.

Son guirnaldas de amor, cama de herido,
donde sin sueño, sueño tu presencia
entre las ruinas de mi pecho hundido.

Y aunque busco la cumbre de prudencia
me da tu corazón valle tendido
con cicuta y pasión de amarga ciencia.

 

Libros de poemas breves

Ciro Alegría

La soga iba desde las muñecas hasta el arzón de la montura,
colgando en una dolorosa curva humillante.
A la Marina se le quedó el cuadro en los ojos.
Desde entonces veía al Mateo, yéndose, amarrado
sin poder volver, con su poncho morado, seguido
de los gendarmes de uniformes azules.
Los veía voltear el recodo y desaparecer.

 

Libros de poemas breves

César Vallejo - ausente

Ausente! La mañana en que me vaya
más lejos de lo lejos, al Misterio,
como siguiendo inevitable raya,
tus pies resbalarán al cementerio.
Ausente! La mañana en que a la playa
del mar de sombra y del callado imperio,
como un pájaro lúgubre me vaya,
será el blanco panteón tu cautiverio.
Se habrá hecho de noche en tus miradas;
y sufrirás, y tomarás entonces
penitentes blancuras laceradas.
Ausente! Y en tus propios sufrimientos
ha de cruzar entre un llorar de bronces
una jauría de remordimientos!

Libros de poemas breves

Libros de poemas
Libros de poemas
Libros de poemas extensos
Libros de poemas pdf
 
 
 
 
 
 
libros castellano | autoayuda libros | libros comprar | libros cuentos | libros fotos | libros filosofía | libros venta | cuentos libros | libros gratis | libros mejores | libros relatos
cuentos | poemas | libros pdf | libros educativos